Cómo evitar que mi hijo se convierta en un abusón

El tema del bullying, también conocido como acoso escolar, ha sido uno de los más tratados en los últimos años. Dicho concepto se ha extendido e internacionalizado con el fin de concienciar a la sociedad y de reducir y eliminar la problemática. A menudo, cuando se habla de bullying las personas fijan la vista en la figura de la víctima. Los padres casi nunca se plantean el hecho de que su hijo puede que sea un acosador y cuando se les comunica la noticia suelen negarlo y culpar a la víctima. En este artículo hablamos de la figura del acosador y que podemos hacer para prevenirla.

Objetivo: prevención del acoso sexual y psicológico

Habitualmente, tanto los padres como los profesionales del mundo de la psicología nos centramos mucho en realizar una evaluación a los pacientes o a ciertas situaciones que viven las familias para poder hacer un diagnóstico o obtener unos resultados. En resumen, lo que queremos es un análisis extenso de las dificultades que han surgido. Este punto de vista es el más frecuente y en la clínica el más utilizado. No obstante, resulta muy importante analizar algunas situaciones y reflexionar acerca de porque suceden. Eso es lo que ha pasado por ejemplo con el acoso sexual y psicológico, que a parte de atender a los y las pacientes que lo sufren también resulta muy útil analizar porqué se da y bajo qué condiciones para así poder prevenirlo.