¿Por qué es tan importante realizar ejercicio físico durante la infancia y la adolescencia?

Todos tenemos claro que el ejercicio físico es bueno para nuestra salud. No obstante, en ocasiones olvidamos la importancia que tiene para nuestro organismo porque caemos en la rutina y le damos prioridad a otras cosas o actividades. En los niños y niñas, igual que en el caso de los adultos, la actividad física conlleva numerosas ventajas no solo para el presente, sino en el futuro de forma preventiva. Por ese motivo, en el presente artículo recalcamos la importancia de que los niños y adolescentes lleven a cabo actividades de tipo físico de forma habitual.

¿Nuestra mente favorecida por el ejercicio físico?

Todo el mundo es consciente de que hacer ejercicio físico conlleva numerosos beneficios para nuestra salud. Entre ellos, ayuda a regular la presión arterial, ayuda a mantener el peso corporal, aumenta el tono y la fuerza muscular, ayuda a normalizar la actividad intestinal y hasta disminuye la posibilidad de padecer algunos cánceres como por ejemplo el de colon. Todos sabemos recitar de memoria las grandes utilidades que tiene practicar deporte para nuestro cuerpo. No obstante, la gran mayoría de personas se resisten a practicarlo. Por este motivo, en este artículo queremos poner de relieve los beneficios psicológicos, y no solo físicos, que aporta el deporte para nuestra mente.